Publicidad

Pubicidad

(Por: “La Voz” de Ayacucho, Diario-Radio) 
Rita Salazar Quispe, madre colona selvática con ascendencia familiar residente en la provincia de Huanta (región Ayacucho), volvió a sonreír luego de 36 días de la desaparición de su hijita de dos años de edad, a quien dejó jugando con su muñeca en la puerta de su casa el 02 de abril último.
La alegría de vivir le fue devuelta por personal del Frente Policial (FP) del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), que comanda el general PNP Alexis Rafael Bahamonde Chumpitaz, al rescatarla de sus presuntos captores en Mazamari, capital del el distrito del mismo nombre, provincia de Satipo, región Junín.
POSIBLE RAPTO DE LA MENOR
La desaparición de la niña A.F.S. se produjo en circunstancias que jugaba con su muñeca en la puerta de su casa ubicada en la comunidad nativa de San Cristóbal en Mazamari. 
Su madre  Rita Salazar Quispe la dejó al cuidado de su conviviente Julio César Flores Tincopa, quien la habría descuidado.

MADRE LA BUSCÓ INCANSABLEMENTE HASTA SER HOSPITALIZADA
Desde ese entonces su madre comenzó a buscarla incansablemente día y noche sin descanso ni comida, al extremo que tuvo que ser internada de emergencia en el centro de salud de Mazamari al decaer su estado de salud. Una vez recuperada la atribulada madre continuó buscándola otra vez de manera incansable con el riesgo de deteriorar su estado de salud.
PRIMER OPERATIVO
Personal especializado de la Dirección de Investigación Criminal (Divincri) de la Policia Nacional de la ciudad de Lima se trasladó al Vraem para buscar a la menor, sin embargo no hubo resultados positivos.
VECINO COLABORADOR FACILITA INFORMACIÓN
La mañana de ayer martes una persona que no quiso identificarse por temor a represalias que le podían costar la vida comunicó al comisario de Mazamari que la niña desaparecida se encontraba en el Centro Selva Kirishari, ubicado en el distrito de Río Tambo, provincia de Satipo, región Junín.
SEGUNDO OPERATIVO
Con los datos facilitados por el informante anónimo se montó un operativo a mando de la fiscal Ana María Martha Baldeón Berrocal que se encontraba a cargo de la investigación. Ella y los efectivos de un contingente policial caminaron poco más de tres horas para llegar al lugar donde se encontraba la menor.
RESCATE DRAMÁTICO DE LA NIÑA
El rescate fue tremendamente dramático, pues policías de uno y otro sexo al ingresar a la rústica vivienda donde el informante les dijo que se hallaba la niña, encontraron a la pequeña sobre una cama casi desmayada, desnutrida, deshidratada y con las piernas quemadas.
La dramática escena partió literalmente el alma de la joven policía que la rescató, quien no pudo controlarse y rompió a llorar al ver a la niña en tan crueles condiciones.
Posteriormente, sus compañeros y compañeras capturaron a una  pareja de esposos que la tenían en su poder, quienes fueron tras ser identificados como Roger Adraín Mariano Cruz (27) y Luzmila Poniro Nicanor (23) fueron detenidos y aislados para efectos de las investigaciones del caso que contemplaron el cruce de sus declaraciones testimoniales para posteriores diligencias de ley.
MUJER DIZQUE LES REGALÓ LA NIÑA
Los detenidos coincidieron en precisar a la Policía que una mujer les quiso vender a la niña, pero al contestarle que no contaban con dinero, la mujer vendedora les dijo “se las regalo” y tras dejarla nunca más volvieron a saber nada de ella.
La policía viene investigando el caso para dar con el paradero de la mujer o tal vez con los verdaderos culpables del secuestro de la niña.  
HOSPITALIZAN A LA NIÑA
La menor fue trasladada al Hospital Regional de Satipo para su diligente atención médica, pues se temía la muerte de la menor por inanición, es decir por la extrema debilidad física provocada por la falta de alimento, al igual que por la falta de consumo de agua.

Share |